domingo, 18 de enero de 2009

de vinos y empanaditas

Qué curioso es levantarse cansado pero sintiéndose lleno de una nueva energía que no sabes describir, que curioso es sentir que el día brilla más que otros días a pesar de que amaneció nublado, finalmente, que curioso es darte cuenta como un beso puede cambiar tanto la perspectiva de muchas cosas.

Y es que anoche fue una noche de vino, empanaditas… y besos… besos mas añejos que el mismo vino que tomé en el Parron, besos que hubiera dado hace casi 3 años y medio, de no haber sido por razones que ya no vale la pena mencionar, besos que estuvieron ahí, guardados esperando el momento para ser disfrutados, añejándose y tomando forma, esperando su momento.

Que curioso es, ver como las mejores cosas de las vida son las que uno no las piensa o no las espera, y lo de anoche no me lo esperaba...

9 comentarios:

El Chico Nube dijo...

Caramba, su suerte parece haber cambiado rápidamente.

Provecho con la empanada.

Medusa dijo...

Totalmente de acuerdo, las cosas no programadas siempre son más gratificantes.

Bien por ti Viejo Lobo!!!

GUILLETECH dijo...

bien carajo, pero paso a paso man...no te ilusiones tan kuicli

¿Odio a las Gordas? dijo...

Eso Ingeniero, parece que dejará a la fiel "manuela". Pero en fin, ¡son tres largos años!! caramba, que resistencia.
Provecho con las buenas nuevas.

abrazo

Alberto F

damian dijo...

parece q ya llega febrero para todo el mundo. bien
cupido donde estas q por lo menos yo no t veo

Heriditas dijo...

qué éxito!!!!!!!!
este domingo parece que ha sido muy positivo....

Paolita dijo...

est cupido ya hizo una de sus travesuras

El mar de Lore dijo...

Huy!! justo yo estoy haciendo un post sobre los besos... :)
Besos!! jajaja
Lore

Anónimo dijo...

oe pero estás seguro que lo que te quedaste chapando no era la botella de vino? A todo esto... como dijo el filósofo G, take it easy... y sobretodo, publícalo cuando ya estén listo los partes, para que te partas otra cosa.