lunes, 1 de octubre de 2012

De champus y de colores no han escrito los autores...


Por estos tiempos, he tenido algunos cambios en mi vida. Ya no vivo en Lima la horrible, ahora me he mudado a una ciudad hecha de cajitas.

Cada día al finalizar la jornada de trabajo, voy a mi cuarto a descansar. Este cuarto lo suelo compartir con tres personas, lo cual es bueno porque puedes conversar un poco antes de dormir, aunque a veces te sientes un poco hacinado.

Un día, encontramos que nos habían asignado un nuevo compañero. Se había acomodado en una las literas y estaba leyendo mensajes en su cel (Cosa que hacemos casi todos ni bien llegamos a nuestras camas) otro de mis compañeros luego de saludarlo se metió al baño y al rato salió con un champú entre las manos.

Quien ha traído este champú con ceramidas?

Es mío - respondió el nuevo

Es que se me enriendan mucho los rulos – agrego finalmente.

Y esa amigos míos fue la respuesta de un rudo trabajador de construcción :s

Luego de este episodio, no pude evitar recordar este comercial:



Una buena semana a todos :)

3 comentarios:

Maria Luisa Aguirre dijo...

Buena! jajaja... me hizo reir... creo que esta frase "deja de usar el shampoo de tu flaca" va a convertirse en una de uso diario (como "yungaaaaaayyyy" o "pásame la manty"). Creo que nadie se ha perdido el comercial del chico rudo con rulos regios, envidiables! y pasará a ser de los mejores en este año... y quien diría que "pasa en las péliculas, pasa en la vida real" :) ML

Maria Luisa Aguirre dijo...

Buena! jajaja... me hizo reir... creo que esta frase "deja de usar el shampoo de tu flaca" va a convertirse en una de uso diario (como "yungaaaaaayyyy" o "pásame la manty"). Creo que nadie se ha perdido el comercial del chico rudo con rulos regios, envidiables! y pasará a ser de los mejores en este año... y quien diría que "pasa en las péliculas, pasa en la vida real" :) ML

Viejo.lobo dijo...

@Malu Como diria un amigo, son cosas que pasan :P